El Proceso Comunitario

El Proceso Comunitario

Las Remudas y La Pardilla, igual que todos los barrios de todas las ciudades del mundo, tienen carencias que se pueden paliar para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. A algunos les hacen falta más zonas verdes para pasear o donde los niños puedan jugar; los hay que lo que requieren es que se conciencie a su juventud sobre el uso de las drogas; un espacio donde los vecinos puedan relacionarse... o, incluso, un poco de todo...
Hay muchas maneras de hacer que los barrios mejoren. La experiencia dice que las soluciones más creativas y ajustadas surgen siempre del trabajo en equipo, en este caso: las personas que viven en los barrios, los ciudadanos; las que trabajan en ellos, los técnico; y las que los gobiernan, las administraciones. A esta unión se le llama 'Proceso Comunitario' y en La Pardilla y Las Remudas se puso en marcha en 2002.
El Proceso Comunitario trata de mejorar la calidad de vida en nuestros barrios a través de la relación y el encuentro entre las personas que viven en ellos, las que trabajan y las que administran, es decir, los protagonistas. En él se dan y se interrelacionan problemas, necesidades y aspiraciones de muchos y diferentes tipos: sociales, económicos, culturales, educativos, psicológicos, etc. Mediante este intercambio es posible identificar las necesidades de la Comunidad y generar de forma conjunta respuestas a esas demandas. Por todo esto, la participación de los tres protagonistas es fundamental para construir una comunidad que sea capaz de enfrentarse a los cambios externos y desarrollar sus recursos potenciales, que contribuya a que se den ocasiones reales y concretas de participar activamente en las decisiones que sean adecuadas a nuestros barrios.

El Equipo Comunitario

El Proceso Comunitario necesita a alguien que lo modere y lo dinamice; una figura que sirva de enlace y que vehicule la información, ese es el Equipo Comunitario.
Compuesto por profesionales del ámbito social, el Equipo Comunitario desarrolla las funciones de enlace entre los tres protagonistas del proceso comunitario (Administraciones públicas y privadas, Recursos Técnico Profesionales y Ciudadanía) y facilita y dinamiza estas relaciones, además, se encarga de documentar el proceso e informar a la comunidad y a todos los actores de manera continuada.
El apoyo del Cabildo de Gran Canaria y de la Obra Social "La Caixa", ha permitido la incorporación del Equipo Comunitario, que está gestionado por la Asociación Cultural y Social Trib-Arte y asesorado por Marco Marchioni a través de Espacio Communitas.